La peligrosa mezcla del agua y el cloro

La peligrosa mezcla del agua y el cloro

IMGGAL5339c36e455fe_400_581

Cuando llega el final de las vacaciones, es cuando nos damos cuenta que nuestra piel está resecada y nuestros cabellos secos y frágiles. Nuestra piel y nuestros cabellos se resecan no solo por el cloro de la piscina sino también por la acción del agua y el cloro juntos.

El agua penetra en las células de queratina y las deja hinchadas. Esto provoca pequeñas aberturas en la camada de la piel, que hace que sean vulnerables al cloro, un producto químico que es la causa por la irritación de la piel.

Lo mismo pasa con los cabellos, el agua abre las cutículas capilares, permitiendo la penetración del cloro, que deja los cabellos resecados, sin brillo y más propensos a la caída.  Las puntas es la parte del cabello que son las primeras en sufrir, pero si además ellas no están hidratadas antes (y entonces se quedan súper resecadas), solo la hidratación no será suficiente para revertir los daños causados por el cloro, así pues, en este caso, la única solución sería cortar las puntas del cabello.

Un consejo fácil y rápido de seguir, sin usar productos, es que para atenuar los daños del cloro, lo mejor es mojar el cabello en la ducha un poco antes de entrar en la piscina sin aplicar ningún tipo de producto químico. Así, cuando entres en la piscina, el cabello ya estará saturado de agua y así evitará que la mezcla de agua y cloro sea tan perjudicial.

2 Comentarios

Deja tu comentario