Hablemos del corazón

emma-watson-y-rafael-cebrian

No nos referimos a problemas físicos del corazón, sino al mundo del famoseo, que revista tras revista del corazón hablan de sus intimidades. Ahora se juntan, ahora se separan, ahora se vuelven a juntar, cualquier cosa en la vida de estas personas es noticia, y se les pagan auténticas millonadas por contar que han llevado a sus hijos al colegio, como si el resto del mundo no lo hiciera, o que se van a casar o a divorciar.

Hay personas a las que les gusta comprar estas revistas porque dicen que les ayudan a evadirse de sus problemas, como dice el refrán mal de muchos consuelo de tontos, y es que ver que los famosos son iguales que cualquiera, con sus fallos, sus alegrías y sus penas, hacen que se sientan bien quienes leen estas revistas.

Lo que está claro es que aquellos famosos que venden sus vidas no deberían criticar a los fotógrafos y prensa que un día sacan algo de ellos sin pagar, porque si vendes tu vida por dinero estás vendido de por vida.

Lo que es cierto es que este tipo de revistas son casi las que más se venden, luego no extraña que haya personas que traten de salir en programas de televisión y en estas revistas para hacerse famosas y vivir de exclusivas.