Las primeras revistas del corazón

La primera publicación que se puede considerar como revista de corazón debe su origen a las páginas de ecos de sociedad que los periódicos incluían para atraer a un número mayor de lectores, aquellos que no tenían ningún tipo de interés en las noticias que sucedían pero que sí querían saber todo l oque pasaba alrededor de la figura de los ricos y famosos: sus bodas y divorcios, los nacimientos y bautizos de sus hijos, los funerales, etc.
poco a poco, surgió una tendencia a eliminar de los periódicos estas páginas, y algunos decidieron abandonarlas por completo mientras que otros comenzaron a editar suplementos en los que recogían todas esas noticias que tenían que ver con la vida de la aristocracia y la vida de las estrellas de las artes.
Criticadas muchas veces por atender estos hechos con una gran frivolidad y ligereza, sin embargo comenzaron a tener una gran demanda, razón por la cuál se empezó a extender el número de diferentes publicaciones que se dedicaban en exclusiva a estos menesteres.
Este mismo formato de revista de corazón empezó a trasladarse a la televisión, con la llegada de programas míticos que se emitían en la sobremesa y que tuvieron (y tienen aún) una gran audiencia. Sin embargo, de un tiempo a esta parte se ha llegado a rozar el amarillismo con la búsqueda de los escándalos más sobresalientes con el único objetivo de ser la primera revista que saque a la luz los trapos sucios de determinados personajes y vender más ejemplares de su revista.